Nuestra historia es la de una familia con una arraigada tradición en la elaboración de jamones e ibéricos.
Nos apasiona el jamón, el trabajo bien hecho y volcamos todo nuestro esfuerzo en conseguir un producto de gran calidad.
Por ello cuidamos hasta el último detalle de todo el proceso, desde el cuidado del cerdo en la dehesa, la selección, su curación y el corte, para que llegue a la mesa en las mejores condiciones. Nos gusta el jamón y lo entendemos como una joya de la naturaleza, parte de nuestra cultura y tradición y esperamos poder trasladar toda esta pasión que ponemos en nuestro trabajo en cada loncha, para que tu experiencia al degustar nuestro jamón sea digna de tu paladar.
Esta es nuestra empresa, nuestro trabajo, nuestro reto y en definitiva, nuestro jamón, portador de nuestro nombre.

Naturaleza:
Porque solo la naturaleza es capaz de ofrecernos semejante manjar. Conjugando cerdo ibérico y la dehesa, donde se cría el cerdo ibérico comiendo hierbas y bellotas en libertad. Y eso se nota, en la calidad del jamón, en su sabor y su aroma.

Cultura:
Porque la elaboración de un buen jamón ibérico de bellota forma parte de la tradición y sabiduría, muy arraigada en el suroeste español, transmitida de generación en generación.

Arte:
Porque el corte de jamón ibérico a cuchillo es un arte que requiere de una cuidada y depurada técnica y de una buena presentación para su emplatado.

Pasión:
Porque nos mueve el respeto por cada pieza y la pasión por el jamón ibérico y el trabajo bien hecho.

Placer:
Porque nos gusta que te guste. Porque controlamos todo el proceso desde la dehesa a la mesa para que disfrutes de cada loncha de jamón ibérico como si fuera la última.

nosotros1nosotros2nosotros2nosotros2nosotros2